Tipos de Nube: Pública, Privada o Híbrida

Tipos de Nube: Pública, Privada o Híbrida. Comprende los aspectos detrás de cada uno de ellos y la forma en que Cloud Computing puede mejorar el entorno corporativo.

El cloud computing es un modelo de negocio muy interesante y fue identificado como la tendencia más lucrativa para el mercado tecnológico en los próximos años. La adopción de plataformas y aplicaciones en la nube, ya sean corporativas o personales, está creciendo a un ritmo acelerado. Se encuentra estimulada por la aparente facilidad de implementación.

Tipos de Nube: Pública, Privada o Híbrida

Estos tres son los tipos de informática en la nube que existen. No hay uno mejor que otro, todo depende de las necesidades de la empresa.

Nube pública

Nube pública

Cloud Computing se enfoca principalmente en nubes públicas, porque agregan una mayor cantidad de usuarios. Sin embargo, existe la posibilidad de canalizar los recursos de virtualización y automatización de servidores y centros de datos hacia la creación de nubes privadas. Esta opción es considerada por empresas que quieren mantener los datos almacenados y compartidos internamente de forma segura y que normalmente ya tienen un departamento de informática en funcionamiento.

Nube privada

Nube privada

La nube privada utiliza todos los procesos básicos de la computación en nube: virtualización , estandarización, automatización y autoservicio.

Sirven para brindar acceso exclusivo solo a los servidores y centros de datos de la empresa. En otras palabras, la escalabilidad se limita a la capacidad de TI (tecnología de la información) de esa empresa. De esta forma, es posible disminuir el tiempo para implementar nuevos sistemas y aplicaciones, lo que brinda varios beneficios.

Responder a un reclamo que puede llevar semanas, ahora es posible en horas o minutos. En este sentido, los beneficios que se obtienen al concretar oportunidades de lanzamiento de nuevos negocios son enormes y los recursos informáticos de la empresa serán explotados con mayor calidad. Esta escalabilidad no solo aumenta la productividad de la empresa, sino que también ayuda a reducir los costos.

Costos de la nube privada

Los costos en una nube privada son Inversiones de Capital, mientras que en una empresa que usa la nube pública, se trabaja con costos que son Gastos Operativos (OPEX). A excepción de esta diferencia de costo entre estos dos modelos de nube, el valor generado por cada uno de ellos es básicamente el mismo. Esto significa que una nube pública asigna sus inversiones a aplicaciones y recursos operativos. Por el contrario, la nube privada ofrece inversiones en infraestructura y plataforma para reducir gradualmente los costos operativos y aumentar la productividad.

Sin embargo, lo que despierta un gran interés cuando se habla de Private Clouds es el tema de la seguridad y privacidad o la protección de los datos prioritarios de la empresa. En este modelo de nube, los niveles de confiabilidad aumentan. Los servidores y centros de datos operan exclusivamente en el entorno corporativo, lo cuál garantiza la confidencialidad de los datos relacionados con la empresa y sus clientes.

Existen algunas desventajas cuando se trata de Private Cloud:

  • Baja elasticidad
  • Alto grado de sofisticación en términos de dimensionamiento y capacidad
  • Mayores costos de CAPEX.

Esto hace que las nubes privadas no sean la mejor opción para todo tipo de empresas.

Nube híbrida

Nube híbrida

Es aquí donde las nubes híbridas tienen el mayor potencial para brindar soluciones equilibradas, ya que son la mejor opción para resolver los problemas de elasticidad, costos y gestión. Aunque se centran en pequeñas y medianas empresas, también pueden utilizarse en grandes empresas. Todo depende de las necesidades de cada empresa.

Las nubes híbridas se pueden crear de diferentes formas:

  • Pueden ser un mix de recursos físicos y virtuales, contratando software como servicio (SaaS)
  • Redes públicas y privadas
  • Ser de diferentes proveedores.

Por ejemplo, una empresa puede combinar su infraestructura interna con nubes externas de un proveedor de nube y, por otro lado, nubes privadas completamente establecidas de proveedores de nube en combinación con nubes públicas.

Sin embargo, la adopción de tal modelo de negocio no es tan simple como parece. La empresa debe contar con un departamento de tecnología que conozca todas las necesidades de TI de empresa. Con un departamento de empresa bien integrado, puede identificar las áreas que requieren virtualización para acelerar sus procesos con el fin de aumentar la productividad y generar nuevos negocios. Así como las áreas que deben pasar pruebas antes del modelo de implementación de Cloud Computing.

Conclusión

El enfoque híbrido es la mejor manera de equilibrar los riesgos y beneficios de las nubes públicas y privadas. Es la mejor manera para que los CIO (directores de información) cosechen los beneficios de las dos nubes. Luego, al expandir los servicios utilizados en una nube híbrida, es posible aumentar la eficiencia de todos los aspectos del negocio de la empresa en un entorno de nube.

 

Aún después de leer nuestra conclusión final, es importante conocer los tipos de Nube: Pública, Privada o Híbrida para poder tomar la decisión más adecuada para la empresa. Valora bien los aspectos positivos de cada una y opta por la que mejor se adapte a tu necesidad.

Deja un comentario