¿Cómo limpiar mi computadora para que no esté lenta?

Hoy día donde la dinámica nos impulsa a incursionar permanentemente en internet en la búsqueda de información, distracción que ello significa la descarga de archivos que comportan mucho peso como juegos, películas y aplicaciones, estos dejan un sinfín de archivos basura, temporales que periódicamente debemos eliminar para que nuestro PC no se ralentice.

Ahora bien, existen mecanismos que trae Windows que nos ahorrarán unos cuantos dolores de cabeza y nos harán mucho menos pesada la limpieza de nuestra PC, a continuación, te los presentamos.

Limpieza a través de la configuración.

Este proceso se implementa desde Windows 10, ubicado en el panel de la configuración del sistema. Su ventaja es que podemos elegir lo que deseemos suprimir.

Al entrar a él, nos dirigiremos a “Inicio” y configuración. A continuación, ingresamos a la primera alternativa de Sistema y la parte Almacenamiento.

Aquí, veremos cómo se distribuye el espacio de almacenamiento de nuestra unidad. Si pulsamos para mostrar más categorías, podemos verlo con más detalle. En esta lista, pulsamos “Archivos temporales”.

Transcurridos algunos minutos de análisis, el sistema hará un reporte profundo sobre una gran cantidad de elementos a suprimir y en cada caso mostrará el espacio ganado al eliminar las categorías anteriores.

Podemos configurar el sensor automático accediendo a las opciones debajo del botón. Desde aquí, puede proporcionar una fecha límite para eliminar archivos temporales y, si no hay suficiente espacio en el disco, puede eliminar automáticamente la instalación anterior de Windows.

Limpieza desde mi PC (genérico)

La alternativa anterior solo es válida para Windows 10, pero si poseemos otra versión de Windows anterior, se utilizará la opción general.

La alternativa para limpiar una PC incluye ir a esta computadora, “Mi PC” o “Computadora” (dependiendo de la versión), y luego hacer clic derecho en la unidad de almacenamiento donde está instalado Windows para escoger “Propiedades”.

En la ventanita que aparece, oprimiremos en “Liberar espacio”, y luego en la nueva ventana que aparece, haremos clic en “Limpiar archivos del sistema”. Aquí hará un nuevo escaneo para permitir así la eliminación de la instalación anterior Windows, esto es, más basura.

Todo lo que queda es seleccionar lo que queremos eliminar y hacer clic en Aceptar para continuar. El efecto es igual que la opción anterior porque son equivalentes.

Desinstalar programas innecesarios

Ahora es el momento de limpiar los programas instalados en sistemas no usados o que están desactualizados. El software inflado es software con anuncios y notificaciones instalados por los fabricantes u otros programas, que nos han estado molestando.

Como antes, la eliminación de estos programas puede reducir los programas en segundo plano y la carga del programa cuando se inicia Windows, lo que reduce la memoria RAM, la saturación del procesador y la actividad del disco duro.

Este proceso es muy sencillo, al que solo tenemos que volver a configurar la aplicación. En esta pantalla principal, seleccionamos la alternativa “Aplicaciones” para ver una lista extensa de todas las aplicaciones instaladas en nuestro sistema.

Deja un comentario