Cómo contratar un hosting

Últimamente se ha escuchado mucho sobre contratar un hosting de las ventajas que supone. ¿Pero qué es en realidad un hosting?

Se trata de un sitio de almacenamiento virtual, donde los servidores permiten que los usuarios de internet que contraten sus servicios para así almacenar cualquier contenido accesible vía internet, vídeos, fotos, documentos y la información que sea necesaria.

Las ventanas y posibilidades son infinitas. Es totalmente diferente al la nube, al almacenamiento de Google que se sincroniza al gmail que tiene un espacio limitado y debes pagar por aumentar ese espacio, aquí es un servicio completo, con todas las ventajas por precios accesibles.

Tu información estará muy bien resguardada, segura y protegida, podrás acceder a ella cada vez que lo desees.

Un hosting te proporciona un espacio web

A modo de “alquiler” para que coloques toda la información de respaldo para tu sitio web.

Si tienes una página web o un blog, un hosting es ideal para que almacenes todo el contenido que deseas subir y guardes una copia de seguridad del los que ya tienes.

Guarda los datos necesarios para el funcionamiento correcto de tu sitio de internet.

Con un hosting podrás crear sesiones de correo en la plataforma de tu preferencia, tomar dominios para redireccionarlos, bajar apps, y esas son solo cosas básicas que cubre el hosting, todo seguro, sencillo, fácil, cómodo y rápido. La mayoría de proveedores de hosting ofrecen servicios cPanel o Plesk.

Como contratarlo.

Dependiendo del hosting que elijas tendrás diversos servicios a tu disposición, así como una casa requiere servicio de agua, electricidad, gas, luz y aseo, una página o sitio web también requiere de servicios de certificados de seguridad, SSL, correo electrónico, autenticación de clave, dominio, almacenamiento, depuración, entre muchos otros.

Dependiendo de tus necesidades, hay hosting, para cada cosa, páginas empresariales, WP, VPS, dominio

  • Ingresa en el hosting que, después de haber analizado, consideres que cubre tus necesidades.
  • Registra tu dominio.
  • Inserta todos los datos que te soliciten en los campos disponibles para ello.
  • Podrás tener acceso al menú principal del panel de control del hosting para que canceles.
  • Recibirás una notificación de que tú pago se ha procesado y hecho efectivo.
  • En esta misma notificación verás un mensaje con un link que te llevará todo lo relacionado al pago.
  • Si no te aparece tu información del usuario y contraseña significa que tú mismo debes crearlos.
  • Ya tienes tu cuenta. Ingresa al panel de control principal.
  • Comienza a colocar contenido directamente desde WordPress.
  • Especifica los requerimientos en lo relacionado a las plantillas para que tú servidor de hosting lo descargue y pueda guiarse por ello cada vez que lo requieras. Reenviando ello a tu dominio o página web.
  • WP ADMIN + LA URL DE TU WEB es la dirección que debes colocar para ingresar de nuevo a tu panel o menú principal del dominio de tu web según el hosting que contrataste.

Deja un comentario