¿Cómo conectar otro monitor a mi pc?

Ya es cosa común observar un segundo monitor asociado a tu PC. Puede que le gusta alcanzar un más amplio campo de visión al jugar, o porque necesita controlar diversidad de fuentes de datos por necesitar actualización en tiempo real. En este artículo le presentaremos la forma más eficaz de añadir otro monitor a mi PC.

Consideraciones iniciales antes de añadir un segundo monitor

Antes de lanzarse a comprar un segundo monitor para nuestro ordenador, hay varios aspectos que debemos de tener en cuenta:

Monitores de distinto tamaño

Sin importar el tamaño de nuestros monitores, requeriremos que la parte inferior de los dos monitores esté ubicada a la misma altura en nuestro escritorio. Así que, el traslado de un monitor a otro del mouse será más natural.

Escoger la entrada de vídeo

En la actualidad existen diversas categorías de entrada de señal del vídeo para monitores: VGA, DVI (I o D), HDMI, etc. Pero, tu tarjeta gráfica puede no soportar todos estos formatos. Desde hace algún tiempo las tarjetas de video presentan una salida HDMI.

Conectar el segundo monitor y configurarlo

Lo único que nos faltaría es conectar el segundo monitor a una de las salidas de vídeo de la tarjeta gráfica. Windows lo detectará de forma automática y sólo debería instalar los controladores correspondientes a este modelo.

Si los monitores son de igual modelo, su perfil ICM será el mismo. Pero, si estos son todos distintos entre sí, la tarjeta de video solo podrá emplear un perfil ICM para los dos. Es conveniente calibrar los monitores uno a uno, para que sus colores sean lo más semejantes entre sí.

Para realizar la configuración pulsamos botón derecho en el escritorio y escogemos la alternativa “Ajustes de la pantalla”.

La primera alternativa presente en Windows es la de variar el orden de los monitores que tenemos conectados. Es importante ya que no es igual que los monitores estén situados una encima del otro, a que estén uno justo al lado del otro. Para resolver qué clase de situación detecta Windows, podrás solicitar que identifique las pantallas en “Identificar”.

Ahora podrás fijar la resolución con la nueva pantalla que montada. Elegiremos la pantalla sobre la cual deseamos realizar los cambios gráficamente y descenderemos hasta llegar al menú “Resolución”. Ubicados aquí podrás variar su resolución a la original del modelo.

Aquí podremos escoger cómo deseamos que aparezca la imagen en la pantalla:

Clonado del monitor

Escritorio extendido

Exponer solo el primer monitor

Exponer solo el segundo monitor

Este paso es para usuarios que poseen un monitor con las tecnologías VRR su pantalla posee una tasa de refrescamiento superior a los 60 Hz. De hecho, cuando se instala una pantalla, Windows aplica la configuración para que la tasa de refrescamiento vertical sea de 60 Hz, lo cual significa el estándar soportado por todos los monitores.

Para elevar la tasa de refrescamiento, deberemos de pulsar en “Ajustes pantalla avanzados” aparecerá una pantalla con las características del monitor.

Deja un comentario