Cómo arreglar un teclado

Arreglar un teclado dañado o en un estado no óptimo es fundamental para poder manejar con absoluta libertad y comodidad tu computadora. Este accesorio es parte del hardware fundamental que posee tu pc y puede presentar fallas muy variadas. A continuación, descubre cómo solucionar las más comunes de ellas.

El problema de tu teclado puede deberse a fallas a nivel de programación. Puede ocurrir que los controladores/drivers de tu teclado se han desactualizado y debes adquirir una versión más optimizada para seguir disfrutando de él. Independientemente del diagnostico, puedes revisar su estado a nivel de software en las herramientas de Windows o de tu sistema operativo.

Si descubres que todo está en orden, o de por sí estás consciente de que la falla de tu teclado es tipo física (cableado, algunas teclas dejaron de funcionar) entonces deberás seguir algunas de las siguientes recomendaciones para solucionar la falla.

Si al intentarlas tu teclado sigue sin responder, entonces quizás será momento de ir a algún técnico y/o servicio especializado que pueda detectar y arreglar la falla de tu teclado

Formas de reparar tu teclado dañado

Formas de reparar tu teclado dañado y volverlo 100% operativo y funcional. Asegúrate de revisar antes que no se trata de errores a nivel de software, es decir, de los drivers que controla tu hardware.

Verifica el cableado de tu teclado

Verifica el cableado de tu teclado y que la toma corriente se encuentre funcionando dentro de los límites normales de electricidad. De esta forma podrás descartar problemas exteriores que puedan estar causando fallas con tu teclado.

Deberás revisar también las entradas del mismo, asegúrate de que están conectadas de forma correcta al computador y que el cable no presenta ninguna fractura de gravedad que pudiese estar impidiendo la transferencia de información.

Actualiza los drivers

Actualiza los drivers que controlan a tu dispositivo o cerciorarte de que no hay ningún problema con la versión en que estos encuentran andando. Si no son problemas físicos los que acarrea tu teclado, quizás deban ser solucionados a nivel de software.

Los fallos pueden ser errores del sistema o versiones desactualizadas. Para poder gestionar estos móviles debes dirigirte al panel de control de Windows y hacer clic en la sección de Administración de dispositivos.

Al hacer clic en actualizar, el sistema por si solo te buscará la versión más optimizada para instalar e iniciará la descarga de forma automática.

Reparar alguna tecla

Reparar alguna tecla en caso de que el botón haya dejado de funcionar o simplemente se encuentra llena de polvo y por eso haya perdido la sensibilidad para pulsar el comando. Con ayuda de un destornillador o llave plana deberás hacer presión hacia arriba en la tecla para expulsarla.

Con un compresor de aire o un pañuelo húmedo con agua, desinfectante o alcohol se deberás remover de la superficie las imperfecciones del teclado, como polvo o pequeños sucios.

Luego deberás volver a calzar la tecla y esperar el sonido que indica que ha entrada a la perfección. Asegúrate de llevar a cabo este proceso mientras el teclado este desenchufado.

Deja un comentario